Masc-mejorar Practica el mindfulness en tus comidas

Practica el mindfulness en tus comidas

El mindfulness es sencillamente poner conciencia y atención plena en lo que realizas.

Sí, sabemos que mantenerse centrado en el presente es complicado hoy en día, porque tenemos demasiados estímulos que captan nuestra atención. Estamos acostumbrados a mirar el móvil constantemente, a que nuestra mente piense en mil cosas a la vez… Todo esto dificulta nuestra capacidad para realizar una tarea en calma y, del mismo modo, no nos permite focalizar toda nuestra atención en ella.

Sin embargo, la práctica del mindfulness es muy beneficiosa y un buen momento para hacerlo es durante la comida.

DEDICA TIEMPO DE CALIDAD A COMER

Comenzar a practicar el mindfulness mientras comes puede ser una tarea relativamente sencilla. Tan solo tienes que:

  • Sentarte cómodamente
  • Poner en modo avión o dejar fuera de tu alcance el móvil
  • No mirar ni escuchar la televisión ni la radio
  • No estar delante del ordenador
  • Estar preferiblemente en silencio
  • Masticar con los ojos cerrados

Gandhi decía: “Bebe tu comida y mastica tu bebida”

¿Qué significa? Significa que debes tomar el tiempo necesario para masticar cada alimento. Esto hará que cuando la comida pase por el tubo digestivo esté totalmente triturada, y a eso te ayuda mucho ensalivar los alimentos.

Y es que la digestión comienza en la boca, por lo que una buena manera de tener atención plena y estar presentes y conscientes del momento, es practicar una especie de meditación que se basa en contar las veces que masticas cada bocado.

Y cada vez que mastiques céntrate en la textura y el sabor de cada alimento, esto te permitirá disfrutarlos, experimentarlos y estar agradecido con todo lo que te están aportando.

Un truco para estar centrado únicamente en la masticación es soltar la cuchara o el tenedor y apoyarlo de nuevo en la mesa tras cada bocado mientras masticas, así eliminas la prisa que te genera tener un tenedor o cuchara esperando con el siguiente bocado.

Y por último recuerda: Respira, sonríe y ¡buen provecho!

COMPÁRTELO

RELACIONADO