Masc-descubrir Descubrir - Hygge, las pequeñas cosas que nos hacen felices

Hygge, las pequeñas cosas que nos hacen felices

El mal tiempo ha dado sus primeros pasos y bien sabemos que a la mayoría no nos gusta porque los días son más cortos y los planes en la calle se limitan, pero no hay dramas que valgan, tomemos ejemplo de los daneses, su ocio se basa en planes caseros por circunstancias meteorológicas, y eso no supone un problema para ellos, todo lo contrario, han sabido encontrar la felicidad en esas pequeñas cosas, y de eso trata el hygge.

 

Hygge, las pequeñas cosas que nos hacen felices

 

Seguro que has escuchado alguna vez esta palabra, es de origen danés y no tiene significado al castellano, pero básicamente se trata de disfrutar de las pequeñas cosas que nos hacen felices, es una filosofía para afrontar los imprevistos cotidianos y verlo todo de manera positiva, es un término que adopta el significado de algo entre acogedor y cómodo, referido a pasar tiempo con la familia y amigos, tomar una bebida caliente en invierno delante de una chimenea o prepararse tranquilamente un buen desayuno por la mañana. Para ellos, es la sensación de bienestar más intensa, en definitiva, es una actitud ante la vida y disfrutar de lo que les hacer sentir a gusto y de los placeres sencillos y cotidianos.

 

Hygge, las pequeñas cosas que nos hacen felices Hygge, las pequeñas cosas que nos hacen felices

 

Cada vez más gente está adoptando el hygge a su vida, porque a todos nos gusta disfrutar de las pequeñas cosas que nos hacen felices. Y ahora con la llegada del frío es el mejor momento para llevar a cabo esta filosofía con estas claves que te damos:

  1. Crea un ambiente tranquilo. Es importante encontrar un lugar donde estés a gusto y te haga sentir bien, unas velas y un poco de música relajada, incluso la decoración de tu casa hará que encuentres el hygge.
  2. Planes muy hygge. El plan peli, sofá y mantita es uno de los momentos más hygge que existen.

Leer un libro en el sofá con una manta, tomar un chocolate caliente, reunirte con amigos y familiares en grupos pequeños en una casa o cocinar algo rico en compañía.

  1. Evita romper el estado de relax. Deja a un lado el móvil y la televisión, no pienses en tus preocupaciones e intenta no hablar de temas que lleven a debate, no rompas el momento ni tu armonía.
  2. Exprésalo. Comenta los planes que vas a hacer, siente orgullo de contarlo y llévalo a cabo, los daneses utilizan constantemente la palabra hygge para compartir su bienestar.

 

Este término se ha extendido por todo el mundo e incluso hay un libro que se ha convertido en bestseller y acerca el significado de una manera más extensa. El autor es Meik Wiking y el libro se llama Hygge: la felicidad en las pequeñas cosas.

 

Con este tiempo es más que apetecible adoptar el hygge a nuestra vida y disfrutar de los pequeños placeres cotidianos, así que relájate y comienza a vivir esta filosofía.

Hygge, las pequeñas cosas que nos hacen felices

COMPÁRTELO

RELACIONADO