¿Cómo tiene que ser una alimentación saludable?

dietaideal

Autora: Mari Carmen Ramírez | Dietista
Blog marketdietas.com

La alimentación saludable es aquella que permite alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y promueve un desarrollo óptimo. Además debe de ser satisfactoria, suficiente, completa, equilibrada, armónica, segura, adaptada, sostenible y asequible.

8_abr_2015De este modo:

  • Para que sea satisfactoria debe ser agradable y placentera para los sentidos.
  • Será suficiente si cubre las necesidades de energía en función de las necesidades de las distintas etapas o circunstancias de la vida.
  • Será completa y suficiente si contiene todos los nutrientes que necesita el organismo y las cantidades adecuadas.
  • Debe ser equilibrada con una mayor presencia de una mayor variedad de alimentos frescos y sobre todo de origen vegetal y con una escasa o nula presencia tanto de bebidas alcohólicas como de alimentos de baja calidad nutricional.
  • Armónica quiere decir que exista un equilibrio nutricional entre los micronutrientes y macronutrientes que integran esa alimentación.
  • Debe ser segura y no debe tener dosis de contaminantes biológicos o químicos que superen los límites de seguridad establecidos por las autoridades competentes o que sea exenta de tóxicos o contaminantes físicos, químicos o biológicos que puedan resultar nocivos para los individuos que sean sensibles. Por ello los productos de origen ecológico, al prescindir de los pesticidas químicos y abonos de síntesis resultan una buena opción.
  • Debe adaptarse a las características individuales (sexo, edad, altura, actividad física…), tanto en la salud como en un estado de enfermedad, adaptarse al entorno del individuo y a las condiciones sociales y culturales.
  • Ser sostenible implica que debe contribuir también a que el cambio climático sea el menor posible y que priorice los productos autóctonos, es decir, que sea una alimentación sostenible además de asequible, que permita la interacción social y la convivencia y que sea viable desde el punto de vista económico para el entorno del individuo. Nuevamente los productos de origen ecológico son interesantes en este sentido.

Desde las asociaciones de dietistas hasta las fundaciones u organizaciones vegetarianas y veganas usan las pirámides alimentarias o gráficos para explicar qué debemos comer y cuáles serían, más o menos, las raciones recomendadas. Pero sean quienes sean quienes diseñen estos gráficos lo básico y fundamental debe ser igual.

Ya sea en forma de pirámide, de rueda, de rombo o de plato… Las recomendaciones generales deberían coincidir. Y esto es que:

  • Los hidratos de carbono deben estar en la base y que sean de preferencia  granos enteros (integrales).
  • No abusar de las proteínas (sean del tipo que sean).
  • Evitar aquello que no alimenta, me refiero al alcohol y a los refrescos, la bollería industrial, la comida basura, etc.

 Autora: Mari Carmen Ramírez | Dietista
Blog marketdietas.com

El Granero Integral
Síguenos en: Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Youtube

COMPÁRTELO