Masc-mejorar Mejorar - Combatir la mala circulación y la retención de líquidos en verano

Combatir la mala circulación y la retención de líquidos en verano

Sigue los consejos que te ayudarán a combatir la mala circulación y la retención de líquidos en verano. ¡Recurrirás a los complementos alimenticios naturales!

¿A quién no le gusta el verano? Es la estación favorita de muchas personas porque es sinónimo de vacaciones, tiempo libre, es época de viajar y disfrutar del buen tiempo,… pero para otros significa tener que lidiar con la eterna sensación de piernas cansadas, hormigueos y picores varios, varices, hinchazón y retención de líquidos en pies y piernas, dolor e incomodidad. Las altas temperaturas del verano no se llevan bien con los problemas circulatorios, que se manifiestan de manera más moderada el resto del año pero empeoran significativamente en esta época del año.

Combatir la mala circulaciónEstas molestias afectan con mayor frecuencia a las mujeres que a los hombres y son debidas a problemas en la circulación sanguínea de retorno, en la que las venas llevan la sangre procedente de los órganos y los tejidos hacia al corazón. Durante el verano los síntomas empeoran porque las temperaturas más altas provocan la dilatación de las paredes de las venas. En el caso de que estas paredes no sean lo suficientemente elásticas, la circulación de retorno se hará más lenta y problemática, dando lugar a las molestias que hemos citado.

Las causas son diversas y pueden deberse a factores hereditarios, cambios hormonales, sobrepeso, falta de ejercicio, pasar mucho tiempo en la misma posición, ya sea de pie o sentado, una mala alimentación con exceso de sodio, azúcar y grasas, falta de vitamina E, abusar de tóxicos como el alcohol y el tabaco e incluso llevar ropa demasiado ajustada o zapatos incómodos y con mucho tacón.

A continuación os detallamos algunos consejos que os ayudarán a reducir las molestias causadas por la mala circulación en verano, especialmente la retención de líquidos.

  • Evitar permanecer sentado o de pie durante muchas horas seguidas. Nuestra jornada laboral nos obliga a pasar muchas horas sentados en la misma posición delante del ordenador o bien a estar todo el día de pie. Es conveniente cambiar de postura con cierta regularidad, dar un pequeño paseo y mover las piernas. No es nada recomendable cruzar las piernas estando sentado ya que esta postura dificulta la circulación.
  • Combatir la mala circulaciónBeber 2 litros de agua al día.
  • Controlar el consumo de sal porque aumenta la retención de líquidos. Tampoco son recomendables las bebidas con cafeína porque su exceso también provoca ese efecto. Sustituir el café por té verde, que es un potente antioxidante y diurético natural.
  • No exponer directamente las piernas al sol y evitar las horas de más calor. Si no queremos renunciar a tomar el sol en la playa o en la piscina procurar refrescarse las piernas a menudo, incluso cubrirlas con un pareo.
  • Evitar el tabaco. El tabaco es tremendamente perjudicial para el organismo, e influye directamente en el deterioro del sistema circulatorio. Tus molestias circulatorias mejorarán enormemente si decides abandonar este hábito. Si decides seguir fumando intenta reducir al mínimo el número de cigarrillos consumidos a lo largo del día, retrasa todo lo que puedas la hora del primer cigarro del día y deja de asociarlo a las sobremesas y a tomarlo con otras sustancias potencialmente adictivas como el café y el alcohol..
  • Combatir la mala circulaciónMoverse. Por muy cansados que nos sintamos hay que hacer un esfuerzo y practicar algún tipo de ejercicio de intensidad moderada que nos obligue a mover las piernas: bicicleta, elíptica, caminar a buen ritmo…No es necesario entrenarse para un maratón, simplemente hay que ponerse en marcha y mover las piernas con regularidad. Al poco tiempo notaremos como nuestra circulación va mejorando y las molestias disminuyen.
  • Evitar la ropa ceñida y los zapatos incómodos. La ropa muy ajustada, los zapatos con tacón o con tiras muy apretadas pueden estar muy de moda, pero dificultan la circulación y aumentan la retención de líquidos al presionar los tejidos. En estos casos en mejor optar por la comodidad
  • Dormir y descansar con las piernas en alto, apoyadas en algún cojín para facilitar la vuelta de la sangre al corazón.
  • Combatir la mala circulaciónAcabar la ducha con un masaje de agua fría en la piernas, dirigiendo el chorro del agua con movimientos ascendentes empezando por los pies. En el mercado encontraremos geles y lociones especiales para piernas cansadas, con fórmulas refrescantes y estimulantes de la circulación. Un masaje con alguno de estos productos después de la ducha, al llegar del trabajo o antes de irnos a dormir nos proporcionará alivio y descanso. Si guardamos la loción en la nevera la sensación de alivio se incrementará.
  • Consumir alimentos ricos en antioxidantes, como el tomate y verduras de hoja verde, y también en ácidos grasos polinsaturados, que ayudarán a hacer la sangre más fluida y disminuirán el riesgo de formación de trombos. Una estupenda fuente de estos ácidos grasos es el aceite de lino, que podemos incorporar a nuestra alimentación para aliñar nuestros platos, pero siempre en frío, ya que si se calienta pierde sus propiedades beneficiosas. El pescado azul y las nueces también son un buen aporte de ácidos grasos. También debemos dar prioridad en nuestra despensa a alimentos con propiedades diuréticas, como los espárragos, las alcachofas, el pepino, la col, las manzanas y la piña.
  • Combatir la mala circulaciónAdemás de adoptar estas medidas también podemos recurrir a los complementos alimenticios naturales para mejorar estas molestias. Entre las plantas que destacan por sus cualidades benéficas destacamos:
    • Ginkgo Biloba: Su contenido en flavonoides lo convierte en un poderoso vasodilatador. Estimula la circulación y mejora la coagulación. Reduce el riesgo de formación de trombos y contribuye a una mayor oxigenación del cerebro, por eso también se utiliza en tratamientos contra la arteriosclerosis, demencia senil, dificultades de concentración y cefaleas provocadas por mala circulación.. Está particularmente indicado en el caso de hinchazón de piernas, reduce los calambres, y su efecto vasodilatador también es útil para aliviar las molestias menstruales, siempre y cuando la menstruación no sea abundante en exceso, ya que esta planta fluidifica la consistencia de la sangre y eso aumentaría la hemorragia. Por eso mismo se recomienda consultar con un especialista antes de tomarla si se padece hemofilia o se está en tratamiento con anticoagulantes. El Gingko Biloba también está presente en tratamientos tópicos, como cremas antihemorroidales o las formuladas para aliviar las molestias causadas por las varices.
    • Combatir la mala circulaciónVid Roja combinada con Ginkgo: Otra planta rica en flavonoides, con propiedades vasodilatadoras, hemostáticas y venotónicas. Por su contenido en vitamina P refuerza las paredes de los capilares y disminuye la permeabilidad de las venas, lo que impide la formación de edemas dolorosos y alivia considerablemente la sensación de piernas cansadas y mejora la apariencia de la celulitis. Otro de sus efectos es favorecer la contracción muscular de los vasos sanguíneos, por lo que facilita el retorno de la sangre acumulada en las piernas hacia el corazón. Resulta muy adecuada en el tratamiento de los problemas circulatorios: varices, hemorroides, mala circulación en piernas y pies, arteriosclerosis, flebitis…
    • Cola de caballo: A menudo confundimos la retención de líquidos causada por la mala circulación con el sobrepeso. La ropa nos aprieta, los zapatos nos dejan marca y los anillos se resisten a salir, nos sentimos hinchados y con una enorme sensación de incomodidad. Pero posiblemente no se trata de un aumento de peso real, sino de acumulación de líquidos en los tejidos. La cola de caballo es nuestro gran aliado, ya que es una de las plantas más diuréticas que existen, aumentando la diuresis hasta un 30%. Su consumo reduce la retención de líquidos y proporciona un alivio notable a las piernas cansadas e hinchadas, ayudando a sentirnos más ligeros. Su sabor en infusión no es particularmente agradable, por lo que tomarla en comprimidos puede ser la mejor opción.

Autora: Sonia Moreno | Terapeuta Holística

La información contenida en esta web tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista. Es importante seguir una dieta variada y un estilo de vida saludable.

COMPÁRTELO

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest1Share on Google+0Share on Tumblr0Email this to someonePrint this page

RELACIONADO