La Dieta Sin Gluten a examen (Dietas II)

GLUTENN¿QUÉ ES LA DIETA SIN GLUTEN?

Desde hace algún tiempo se ha puesto de moda la llamada “dieta sin gluten” pero, como demostraba recientemente un “night show” americano, muy pocas personas que seguían esta dieta sabían realmente lo que es el gluten. La dieta sin gluten se basa en evitar completamente este alimento pero…

¿QUÉ ES EL GLUTEN?

El gluten es una glicoproteína (es decir, una proteína unida a uno o varios glúcidos) que se encuentra en muchos cereales. Es precisamente el gluten el que permite que la harina de los cereales que lo contienen sea panificable, ya que da elasticidad y esponjosidad a la masa.

Hay personas que padecen una enfermedad que les obliga a prescindir del gluten, como las personas que padecen celiaquía pero, ¿por qué tantas personas no celíacas se pasan a una dieta sin gluten? ¿Es el gluten realmente una sustancia a evitar?

Pese a que muchas personas se apuntan a la dieta sin gluten con la idea de perder peso, lo cierto es que no está claro que el gluten sea el responsable de que sus dietas sean más calóricas. Si pensamos en que los alimentos que contienen gluten son básicamente panes, bollería, masas de pizza y pasta y que en nuestro mundo actual el tiempo que tenemos para dedicarle a la cocina es poco, eso se traduce en muchos platos precocinados. Podría ser más bien que, dentro de una alimentación no equilibrada, con abundancia de bollería industrial, productos congelados como pizzas o salsas con gran cantidad de grasa para aliñar la pasta, cuando se prescinde de esos alimentos al renunciar al gluten, la dieta será menos calórica y, por tanto, cabe esperar una reducción de peso. Pero no necesariamente es la ausencia de gluten lo que provoca la pérdida de peso, sino más bien la reducción en la ingesta de grasas, azúcares y harinas refinadas.

¿CUÁLES SON LOS FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS DE LA DIETA SIN GLUTEN?

Hay que decir que la dieta sin gluten es la única apta para las personas que sufren la enfermedad celiaca, lo cual está totalmente demostrado científicamente y no es necesario profundizar en ello.

Sin embargo, el auge de la “dieta sin gluten” entre personas no celiacas se produjo en 2011, con el hallazgo del profesor Peter Gibson, de la Universidad de Monash (Australia), de sensibilidad al gluten en individuos sin la enfermedad celíaca. Este hallazgo, ampliamente difundido, contribuyó a la actual mala fama del gluten y desencadenó una verdadera “fiebre” por los productos libres de gluten entre personas no celíacas. También en 2011 un famoso tenista anunció que la mejoría en su rendimiento físico se debía a haber prescindido del gluten en su dieta (pero es que este tenista era alérgico al gluten).

En la actualidad, el propio profesor Gibson, se ha retractado de su descubrimiento y, en un alarde de humildad científica, ha demostrado él mismo el error en su hallazgo.

PROS Y CONTRAS DE LA DIETA SIN GLUTEN

  • PROS: Es completamente beneficiosa (de hecho, la única que lo es) para aquellas personas que sufran una patología relacionada con la alergia o intolerancia al gluten, como es el caso de la celiaquía.
  • CONTRAS: Son muchos los doctores y nutricionistas que avisan que la dieta sin gluten sólo está indicada para personas con celíacas o con alergia al gluten diagnosticada.

ARGUMENTOS PARA REFLEXIONAR

El gluten no es más que una proteína vegetal muy nutritiva y beneficiosa para las personas sin intolerancia o alergia a ella. Sin embargo, es cierto que, al igual que otros productos como las legumbres, a algunas personas puede resultarles un poco indigesta.

La razón es que nuestro organismo no dispone de todas las enzimas necesarias para digerir completamente el gluten y esos pequeños trozos no digeridos son los que pueden provocar alguna molestia. En la mayoría de los casos, estas molestias son casi inapreciables, pero en otras personas pueden producir problemas de inflamación y de exceso de mucosidad en el organismo. En esos casos, limitar el consumo de gluten o incluso prescindir de su consumo no tiene por qué ser negativo.

Ninguna dieta es buena o mala en sí misma siempre que aporte todos los micro y macro nutrientes necesarios, así como un adecuado aporte energético, pero hay que tener en cuenta que cada persona es diferente y debe elegir aquella que se adapte a sus necesidades.

Por último hay que tener en cuenta que para que para perder peso, no existen dietas milagro, ni el hecho de prescindir de un alimento (en este caso el gluten) va a ser la solución para conseguirlo. Conseguir un peso saludable pasa siempre por llevar de forma constante una alimentación sana, equilibrada, variada, prestando atención al modo de cocinar los alimentos, sin olvidar el ejercicio físico.

Autora: Ana G. | Farmacéutica y responsable del Departamento Técnico y de I+D de Biogran/El Granero Integral

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista.

El Granero Integral | Síguenos en Facebook

COMPÁRTELO

RELACIONADO