La Dieta Alcalina o del pH a examen (Dietas VI)

dietalcalina¿QUÉ ES LA DIETA ALCALINA O DIETA DEL PH?

Se trata de una dieta destinada a reducir la acidez que los alimentos provocan en nuestro cuerpo. Está basada en el consumo de alimentos vegetales restringiendo el consumo de proteínas animales y los alimentos procesados. Es además una dieta muy baja en grasas y calorías.

¿CUÁLES SON LOS FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS DE LA DIETA ALCALINA?

Se basa en una interpretación de la acidosis metabólica, indicando que nuestro tipo de alimentación occidental acidifica nuestra sangre.

¿QUÉ ALIMENTOS FORMAN LA BASE DE LA DIETA ALCALINA?

En la dieta alcalina se recomiendan alimentos:

  • Muy alcalinizantes: hierba de cebada, hierba de alfalfa, pepino, col kale, espinacas, perejil, brécol, germinados, algas, almendras, limón, pomelo.
  • Alcalinizantes: pimiento morrón, pimienta, repollo, aguacate, berenjena, ajo, jengibre, lechuga, cebolla, rúcola, tomate.
  • Poco alcalinizantes: alcachofa, espárragos, coliflor, zanahoria, puerro, patatas, nabo, quinoa, lentejas, tofu, aceite de oliva, aceite de lino.
  • Poco acidificantes: garbanzos, melón, mandarinas, ciruelas, cerezas, sandía, mijo, amaranto, leche de almendras, nueces, avellanas, semillas de girasol.

Y se recomienda evitar los alimentos:

  • Moderadamente acidificantes: zumos de fruta, mayonesa, mantequilla, manzana, plátano, arándanos, naranjas, melocotones, avena, champiñones.
  • Muy acidificantes: alcohol, café, té verde, té negro, chocolate, miel, mermelada, gelatina, mostaza, levadura, pollo, carne roja, carne de cerdo, huevos, pescado, marisco, queso, yogur, cereales refinados.

alcalinoPROS Y CONTRAS DE LA DIETA ALCALINA

  • PROS:
    • Al tratarse de una dieta que elimina los alimentos procesados, tiene un efecto positivo en la salud ya que al eliminarse éstos se prescinden de gran cantidad de sodio, azúcares y grasas.
    • Al ser una dieta que fomenta el consumo de frutas y verduras, nuestros niveles de vitaminas, fibra y minerales se verán beneficiados.
    • En caso de cándidas intestinales o vaginales, al crear un medio menos propenso para su desarrollo y además evitar los productos de los que se alimentan, puede ser de ayuda para eliminarlas.
  • CONTRAS:
    • Se trata de una dieta muy pobre en grasa. Nuestro organismo necesita cierto tipo de grasa para realizar sus funciones y, a estas alturas, es de sobra conocido que no todas las grasas son negativas para nuestra salud. Si aportamos la cantidad necesaria de grasas saludables, puede ser una buena dieta.
    • No existen a día de hoy evidencias cienfícas de que la alimentación influya en la acidificación de la sangre, si bien es cierto que sí influye en la acidificación de la orina. De hecho, una de las críticas más comunes a la dieta alcalina es que ésta promueve el consumo de alimentos alcalinos para disminuir el pH de nuestra sangre. Sin embargo, si el nivel de pH se volviera más alcalino de 7,45 existiría un problema grave de alcalosis y dado que esto no ocurre incluso siguiendo esta dieta de alimentos alcalinizantes, la crítica suele considerar que la alimentación no influye en el pH de la sangre, ya que el organismo tiene otros mecanismos para equilibrar este nivel.

ARGUMENTOS PARA REFLEXIONAR

Aumentar nuestro consumo de frutas y verduras y reducir el consumo de productos procesados y de origen animal, es una recomendación que los dietistas y nutricionistas llevan años realizando. Y hay razones de sobra, además de las que plantea la dieta alcalina, (como la reducción del colesterol, el aumento de fibra, vitaminas y minerales, etc.) que justifican adoptar el consejo de esta dieta.

Adquirir conocimientos de nutrición nos ayudará a elegir aquel tipo de alimentación que más se ajuste a nuestras necesidades en cada momento y, si tenemos dudas, siempre podemos acudir a un profesional para que nos asesore, lo que siempre redundará en un mayor beneficio para nuestra salud que seguir simplemente la dieta “de moda” que ha aparecido en la última revista.

Las dietas no son necesariamente buenas o malas: pueden ser o no ser adecuadas para cada persona. Por ello, es importante siempre buscar la base científica de la misma para saber si ese estilo de alimentación es adecuado para nuestras necesidades. Si quieres seguir la dieta alcalina, hazlo siempre bajo la supervisión de un profesional, que adaptará las generalidades de la dieta a tus particularidades (nivel de actividad, gustos, etc.) y se asegurará de que no te falte ningún macro ni micro nutriente.

Fuentes: Centinel Lo que dice la ciencia para adelgazar | Fitness Revolucionario

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista.

El Granero Integral
Síguenos en: Facebook | Twitter | Instagram | Pinterest | Youtube

COMPÁRTELO

RELACIONADO