15 Hábitos que puedes adoptar para ayudar al planeta

diadelmedioambienteMuchas veces pensamos que contribuir con el medio ambiente es tarea imposible o, peor aún: de otros. Pero nada más lejos de la realidad: todos y cada uno de nosotros tenemos un compromiso con el planeta, ese donde vivimos y donde aspiramos que puedan vivir nuestras futuras generaciones. Nuestro deber es dejarlo, si no en mejores condiciones que cómo lo encontramos, al menos no en peores.

Aquí os presentamos 15 sencillos gestos que todo el mundo puede adoptar y que, sumados, podrían resultar un gran beneficio para nuestro planeta.

  • Compra sólo lo que necesites, sin dejarte influir por modas o publicidades. Incluso a la hora de comprar comida, hazlo teniendo en mente el tiempo que tardará en estropearse esa comida en tu frigorífico (muchas veces se nos estropea la comida sólo por haber comprado de más).
  • Saca del armario esas servilletas y manteles de tela de nuestras madres. Ellas eran sabias y, aunque hoy en día existen cómodas e higiénicas servilletas de papel y manteles deshechables, son mucho menos ecológicos. Lo mismo vale para las fiambreras: si empleamos fiambreras reutilizables en lugar de envolver los bocadillos en papel film o papel de aluminio, estaremos generando muchos menos residuos.
  • Antes de tirar… piensa en reciclar. Quizá puedas emplear ese objeto para otra finalidad o, si no eres un “manitas” siempre puedes guardarlo en una caja y donarlo a un mercadillo benéfico.
  • Separa los residuos en casa para facilitar el reciclaje. Si tiras un brick a la basura orgánica, sus materiales no se reciclarán.
  • Consume frutas y verduras de temporada, producidas de manera ecológica y local. Así se evita el fomento de producciones horto-frutícolas intensivas que demandan grandes cantidades de agua y utilizan fertilizantes y pesticidas que contaminan el agua.
  • Reduce tu consumo de carne y utiliza el transporte colectivo o transportes no contaminantes. En el 2006, la FAO, organismo de la ONU enfocado a la alimentación y la agricultura, publicó un informe titulado La Larga Sombra del Ganado. En dicho informe se da a conocer que la ganadería es responsable del 18% de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) que se generan a nivel mundial. Por su parte, los medios de transporte de todo el mundo generan el 12%. Esto quiere decir que comer carne contamina más que todos los transportes que usan combustibles fósiles.
  • Elige productos de limpieza sin cloro, sin fosfatos ni tensioactivos químicos.
  • Utiliza bombillas ecológicas, que no sólo consumen menos, sino que duran más.
  • Apaga las luces y electrodomésticos que no estés usando. Recuerda que los aparatos en “stand by” (con piloto rojo encendido), también consumen. Lo ideal es enchufarlos a una regleta con botón de encendido y apagado.
  • Reduce el consumo de pilas y sustitúyelas por pilas recargables.
  • Cierra los grifos cuando no los estés usando (por ejemplo, mientras nos lavamos los dientes o nos enjabonamos el pelo).
  • Controla que no haya grifos que goteen: una gota por segundo supone gastar 30 litros de agua al día.
  • Dúchate en lugar de bañarte y ahorrarás 60 litros de agua cada vez.
  • No tirar por los desagües nada que no sea agua ya que los restos orgánicos contaminan los ríos y dificultan el trabajo de las depuradoras.
  • Cuando laves el coche, utiliza un cubo y una esponja en lugar de la manguera. Hacerlo así supone 60 litros de agua, en lugar de los 500 litros que gastarías con manguera.

Y recuerda siempre las “3 Rs“: Reduce, Reutiliza, Recicla.

La información contenida en este artículo tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista.

El Granero Integral | Síguenos en Facebook

COMPÁRTELO

RELACIONADO