Masc-saborear Saborear - RECETA: Couscous para desayunar

RECETA: Couscous para desayunar

Esta receta sin duda os sorprenderá por dos motivos: primero porque no estamos muy acostumbrados a comer couscous dulce en forma de desayuno y segundo porque en cuanto lo probéis os encantará. A mí personalmente me gustó mucho el toque cítrico y refrescante que aporta la corteza de limón y sin duda la canela me hizo recordar a una de las recetas más típicas de nuestra gastronomía, el arroz con leche. 19may_saborear_couscous_para_desayunar_foto1En esta particular versión decidí integrar el jengibre en polvo para que el couscous quedara más especiado y con un sabor lleno de matices.

Un bol de couscous dulce acompañado de frutos secos, un par de dátiles troceados y vuestra fruta fresca favorita es realmente un desayuno muy completo. Nos aportará una buena dosis de energía, estupenda para afrontar el día y además nos hará sentirnos saciados. Además es muy saludable, de fácil digestión, rico en proteínas, fibra e hidratos de carbono complejos.

El sabor neutro del couscous hace que se impregne fácilmente de los aromas de los ingredientes con los que se combina por lo que os podéis imaginar lo rico que está cuando absorbe todo el sabor del limón, la canela, el jengibre y el azúcar.
19may_saborear_couscous_para_desayunar_foto3Dependiendo del recipiente que utilicéis para servirlo, o si preferís comerlo como postre o merienda en vasos pequeños, puede que os salgan más de cuatro raciones. Si os gusta más cremoso, dejadlo reposar menos de 10 minutos, con 7 minutos de reposo bastará.

Ingredientes (para 4 personas aprox.):

Preparación:

Ponemos el couscous dentro de un recipiente resistente al calor. Reservamos.

En un cazo mediano calentamos la leche de avena con el azúcar, la rama de canela y la corteza de limón (recordar que a la hora de pelar el limón es importante no llegar a la parte blanca de la piel porque podría aportar un sabor amargo). 19may_saborear_couscous_para_desayunar_foto4Removemos ligeramente para que se disuelva el azúcar.

Cuando la leche empiece a hervir, retiramos la rama de canela y la piel de limón y vertemos la leche sobre el couscous. Sin necesidad de mezclar, lo tapamos y lo dejamos reposar durante unos 10 minutos como máximo, hasta que prácticamente todo el líquido se haya absorbido.

Antes de servir espolvoreamos por encima una pizca de canela y jengibre molidos. Agregamos los frutos secos, los dátiles troceados y nuestra fruta fresca favorita. ¡Con plátano y fresas está delicioso!

Autora de la receta: CinnamonGirl | Blogger de cocina | Blog: http://www.cinnamongirldelights.blogspot.com.es/

La información contenida en esta web tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista.Es importante seguir una dieta variada y un estilo de vida saludable.

[Total:8    Promedio:3.1/5]

COMPÁRTELO

Share on Facebook83Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest8Share on Google+1Share on Tumblr0Email this to someonePrint this page

RELACIONADO