Masc-mejorar Mejorar - Moringa, nutrientes para tus defensas

Moringa, nutrientes para tus defensas

Madrugas para llevar a los niños al cole, desayunas (a veces sólo un café), vas al trabajo, haces un break fugaz, sales de trabajar y haces la compra, almuerzas de forma acelerada, apartas un momento de relax para ir a tomar un café con una amiga, llegas a casa tardísimo y tu pareja te ha preparado la cena pero ni ganas tienes de comer lo que tu cuerpo necesita para reponerse y además los niños te reclaman para darte un beso antes de ir a dormir… ¡STOP!

Todo ese estrés te está pasando factura, ¿tus defensas se quejan y empiezan a darte señales de alarma? Cansancio, apatía, nerviosismo, caída del cabello y/o uñas quebradizas… Necesitas, además de tomarte la vida con calma, organizar tus menús de forma equilibrada para que no te falten nutrientes y, además, reforzar esas comidas con complementos alimenticios que ayuden a nutrirte mejor por muy poco tiempo que tengas para comer. Añadir un plus nutritivo a tus menús te ayudará a no caer en las garras del extenuante estrés causado por unas defensas fuera de juego.

¿Sabes qué es la moringa, cómo te ayuda combatir el estrés a reforzar tu sistema inmunitario?

Se trata de un árbol procedente de la India muy resistente pese soportar grandes periodos de sequía. Se conserva en óptimas condiciones si se seca y tiene el privilegio de mantener todos sus beneficios nutritivos en este estado además, una vez desecada la moringa, se prolonga su vida útil y su fecha de consumo se alarga mucho tiempo.

Presenta un excelente contenido en micronutrientes ideales para mantener una dieta completa. Es un magnífico cóctel que combina todos y cada uno de los aminoácidos esenciales (su contenido proteico presume de tener un patrón similar al huevo); minerales como el Hierro, el Zinc, el Calcio, el Potasio, Magnesio o el Fósforo; y múltiples vitaminas antioxidantes: A, C, E. Su función antibacteriana alejará a bacterias indeseadas que provocan algunas enfermedades y reacciones molestas: diarreas, flatulencias o sensación de inflamación (hinchazón).

Hablamos de un superalimento que, añadido a tus elaboraciones diarias, ayuda a reforzar los menús y te aporta una valiosísima cantidad de macro y micronutrientes para que no te falte energía o nutrientes y, para que, de este modo tu sistema inmunitario trabajará de forma correcta. Ya sabes que un buen sistema inmunitario evita muchos de los males manifiestos por el estrés o por llevar una dieta desequilibrada como pueden ser: resfriados, gripes, infecciones de cualquier tipo, herpes u hongos, estreñimiento, reacciones alérgicas, apatía, dolor de cabeza, anemia por una mala absorción de nutrientes, etc.

Así que ya sabes, agrega una cucharadita de moringa en polvo a tus batidos de frutas, como aderezo a la salsa de tomate, para aportar textura a un paté vegetal, realza el pesto de tus platos de pasta, reinventa el relleno de unas berenjenas… Puedes ver más recetas e ideas de cómo incluir la moringa en tu dieta en esta misma web.

 

Autora: Mari Carmen Ramírez | Dietista | www.marketdietas.com

La información contenida en esta web tiene un carácter informativo, divulgativo y/o comercial. Consulte siempre con su especialista. Es importante seguir una dieta variada y un estilo de vida saludable.

[Total:6    Promedio:3.7/5]

COMPÁRTELO

Share on Facebook72Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest14Share on Google+0Share on Tumblr0Email this to someonePrint this page

RELACIONADO