Masc-escuchar Escuchar - La música que no debe faltar cuando haces deporte

La música que no debe faltar cuando haces deporte

Encontrar una motivación mientras practicas deporte y pones en marcha un estilo de vida saludable es fundamental para que este esfuerzo se prolongue en el tiempo con muy buenos resultados.

Aunque la música es un gran aliado que no debe faltar cuando entrenes, se recomienda que escuches un estilo diferente para cada una de las actividades físicas. ¡Descubre los ritmos que mejor se adaptan a cada ejercicio y crea tu propia playlist!

  • Los ritmos rápidos son perfectos para acudir a una sesión de aerobic o zumba, ya que una de sus claves se encuentra en que cualquiera puede seguir su ritmo con el paso de los minutos. El único inconveniente de la música electrónica o el dance es que puede provocar una sobremotivación en personas que carecen de una suficiente preparación física.

Wake me up de Avicii o We found love de Rihanna son un reflejo de este estilo de música que cada vez suena más tanto en los gimnasios como en tus propios cascos.

Por su parte, el R&B es muy bailable y ayuda a mantener un ritmo estable de carrera gracias a la intensidad constante de sus melodías. Crazy in love, de Beyoncé, es un ejemplo perfecto de este estilo musical.

  • Las bandas sonoras son otro clásico que no pueden faltar cuando realices abdominales y ejercicios con pesas con el objetivo de fortalecer y tonificar tu cuerpo. Con este tipo de música consigues un extra de energía que te ayudará a quemar calorías y mejorar el rendimiento.

En este sentido, las bandas sonoras de Piratas del Caribe y de Rocky son los dos mejores ejemplos para este tipo de ejercicios. Eye of the tiger incluso puede motivarte si practicas kick boxing de manera habitual.

  • Los ritmos lentos y los temas instrumentales deben acompañarte en los procesos de desaceleración, estiramientos, relajación y vuelta a tu estado previo al ejercicio tras haber finalizado tu entrenamiento, ya que son de gran ayuda para acompañar de nuevo la respiración.

Un ejemplo es la música que se utiliza en las sesiones de reiki, ideal para llegar a un estado óptimo de relajación tras haber realizado ejercicio durante más de una hora.

Añade canciones de todas las épocas a tu playlist deportiva y disfruta durante horas de tus grupos favoritos mientras realizas ejercicio. ¡Es muy saludable!

[Total:2    Promedio:3/5]

COMPÁRTELO

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Google+

RELACIONADO