Masc-descubrir Descubrir - 5 consejos para que tus músculos se recuperen después de hacer ejercicio

5 consejos para que tus músculos se recuperen después de hacer ejercicio

Aplica estos 5 consejos para que tus músculos se recuperen después de hacer ejercicio y mejora tu rendimiento deportivo. ¡Te sentirás mejor en tu vida diaria!

Con la llegada del otoño es habitual cruzarse con cientos de runners por las calles, pero también las salas de musculación en los gimnasios están repletas de gente en una estampa muy diferente a la que encontraremos dentro de unos meses cuando muchos hayan abandonado la práctica de ejercicio.

Hoy os traemos algunos consejos para que tus músculos se recuperen con facilidad después de hacer ejercicio, algo que es de gran utilidad para los que practicáis algún deporte desde hace años pero también para los más inexpertos. ¡Síguelos para sentirte mejor en tu vida diaria y mejora tu rendimiento de forma inmediata!

  • 5 consejos para que tus músculos se recuperenLos estiramientos deberían ser obligatorios tras terminar cualquier actividad deportiva porque ayudan a los músculos a recuperarse después de un esfuerzo continuado. En este sentido, es fundamental que adaptes los estiramientos al tipo de ejercicio que has realizado ya que no entran en acción los mismos músculos mientras practicas running durante una hora que yendo a una clase de pilates o fitness.

Con los estiramientos consigues la eliminación de determinadas toxinas que posteriormente son las causantes de los dolores musculares, por lo que la clave para que el cuerpo vuelva a la normalidad tras el ejercicio se encuentra en llegar a la tensión justa de los músculos en cada uno de los estiramientos.

  • 5 consejos para que tus músculos se recuperenAlternar el frío y el calor ayuda en la recuperación de aquellos músculos más doloridos por el esfuerzo realizado en el entrenamiento. Una opción cada vez más utilizada por los profesionales que se está extendiendo entre todos aquellos que practican cualquier deporte es la de combinar los baños de contraste de agua fría y caliente, consiguiendo de este modo activar la circulación y relajar la musculatura.

Incluso un baño de hielo, que no debe superar los 20 o 30 segundos, contribuye a reducir tanto el tiempo de recuperación como la inflamación del área del cuerpo que se haya estado trabajando con determinados ejercicios. En caso de que te decidas por los baños de contraste se recomienda empezar siempre por el agua fría.

  • 5 consejos para que tus músculos se recuperenSeguir una dieta equilibrada y rica en proteínas es muy saludable para recuperar los músculos doloridos y las fuerzas gastadas en una sesión de entrenamiento. Por ejemplo nuestro Supralimento Proteína Deportistas Bio, compuesto por proteína de guisante, cáñamo y algarroba, te ayudará a ponerte en forma y contribuye al incremento y conservación de la masa muscular.

Mantenerte hidratado antes, durante y después del entrenamiento es otra de las claves para que no te sientas fatigado al finalizar tu entrenamiento diario y evites la aparición de calambres en las piernas. Es aconsejable tomar agua o bebidas isotónicas incluso cuando no tengas sed porque de lo contrario puedes sufrir una deshidratación sin apenas sufrir ningún síntoma previo.

  • 5 consejos para que tus músculos se recuperenEvitar el sobreentrenamiento favorece a que disminuya el número de lesiones, especialmente las de índole muscular, ya que la recuperación natural de los tejidos se consigue a través del descanso. Además de perjudicar al estado de forma, algunos de sus principales síntomas son el cansancio, la dificultad para conciliar el sueño, la aparición de estrés y la reducción del apetito.

El sobreentrenamiento tiene lugar sobre todo cuando te has fijado una meta a veces inalcanzable o te estás preparando para participar en alguna competición ya que no se atiende a las señales que da el propio cuerpo. Es aconsejable que tanto la intensidad, duración y número de entrenamientos por semana se incremente de forma paulatina.

  • 5 consejos para que tus músculos se recuperenAplicar la recuperación activa en tu cuerpo, aunque relacionado con el anterior, consiste en llevar a cabo ejercicios complementarios más suaves una vez completados aquellos que son fundamentales dentro de tu rutina de entrenamiento. De este modo se produce una mejora en la circulación sanguínea y una recuperación más rápida de los músculos.

En el caso de que hayas participado o te estés preparando para un 10K, para lo que te recomendamos seguir nuestros consejos, la recuperación activa sería el desarrollo de ejercicios alternativos de baja intensidad como caminar cuya frecuencia cardíaca no supere el 60% del máximo.

Con estos 5 consejos te sentirás en plenitud y pondrás fin a las constantes excusas que ponías para no ir a entrenar. ¡El deporte se convertirá en una actividad que te gusta y que practicarás de forma habitual!

[Total:2    Promedio:4.5/5]

COMPÁRTELO

Share on Facebook30Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0Email this to someonePrint this page

RELACIONADO